Mayo 26, 2024

Familia de Carlos Colodro decide guardar silencio y pide que nadie hable por ellos

Se conoció que esta solicitud ha sido extendida al abogado que los patrocina. Aseguran que en este delicado momento no podrían pronunciarse de forma responsable

La familia del interventor del Banco Fassil, Carlos Colodro, fallecido el pasado sábado por la noche tras caer de un edificio en Equipetrol, decidió no hablar más de este caso y ha pedido que se respete el dolor por el que están atravesando tras esta pérdida.

“Cualquier tipo de especulación respecto al incidente del sábado solo perjudica nuestra capacidad de sobrellevar el inmenso dolor de nuestra pérdida”, señala un comunicado de la familia enviado a los medios de comunicación.

“En medio de tanta congoja y confusión, es imposible que podamos hacer declaraciones de forma responsable”, añade el texto.

Además, se ha hecho conocer que pidieron a su abogado, Jorge Valda, que ya no dé declaraciones a nombre de la familia sobre este hecho y tampoco han dado la autorización a otras personas para que lo hagan.

Previamente, se había conocido, a través del jurista, que se daría una conferencia de prensa presentando elementos para rebatir el informe presentado por el Ministerio de Gobierno.

Mira también: Seis argumentos que certifican que lo sucedido el 27 de mayo, en el edificio Ambassador, fue un suicidio

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, presentó la noche del martes un informe que concluye que la muerte de Carlos Colodro fue un suicidio y que no existió la participación de otra persona en su deceso.

El informe se basa en seis argumentos: 1) Las cámaras de seguridad muestran que Colodro estuvo solo en todo momento en el edificio; 2) La recreación de los hechos señala que el interventor saltó a las 20:32 tras ingresar solo a la sala de juntas que tenía acceso al balcón; 3) El estrecho del ducto por donde Colodro se arrojó justifica las graves lesiones y los múltiples cortes y fracturas que recibió durante su caída; 4) Las declaraciones del guardia de seguridad corroboran que Colodro estaba solo y no se reunió con alguien en su oficina previo a su muerte.

Los argumentos restantes son: 5) El análisis grafológico y grafotécnico certifica que la carta “de suicidio” fue escrita por Colodro; 6) Las declaraciones de las personas allegadas que fueron entrevistadas señalan que Colodro presentaba preocupación, como una que refiere que se encontraba deprimido.

Mira también: Caso Colodro: Investigaciones realizadas permiten afirmar que "fue un suicidio", declara el Ministro de Gobierno

Tras conocerse el informe, y antes de conocerse el pedido de la familia, el abogado Jorge Valda cuestionó que el Ministerio de Gobierno se haya puesto a la cabeza de una investigación que asegura que no es de su competencia y que debe ser la Fiscalía y el control jurisdiccional los que deben afirmar con pruebas qué sucedió el día de la muerte del interventor del Banco Fassil.

El abogado planteó varias dudas sobre el informe: 1) La presentación de las imágenes de cámaras de seguridad. Cuestiona que se diga que existen “puntos ciegos” sin tomar en cuenta el sofisticado sistema de vigilancia que tiene el edificio desde el que cayó Colodro; 2) El uso de la agenda donde se encontró la presunta carta póstuma. Observó que para hacer el estudio grafológico se haya usado el mismo cuaderno y no otros escritos para hacer una comparación más certera; 3) No se presentaron los resultados de las pruebas de patología para determinar si existieron agresiones previas, como se sospechó en un principio; 4) Tampoco se ha hecho una verificación de las manchas de sangre que fueron encontradas alrededor del edificio y que fueron colectadas al día siguiente del fallecimiento de Colodro. // Unitel