Mayo 26, 2024

Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico de Chile cuestiona la labor del representante del Vaticano

Helmut Kramer, vocero de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico en Chile, afirmó que la visita del monseñor Jordi Bertomeu i Farnós a Chile en 2018 tuvo como objetivo encubrir casos de pederastia, ya que se llevó consigo toda la documentación con los relatos de las víctimas, la cual se encuentra guardada en el Vaticano y no ha sido entregada a la justicia.

Kramer expresó su decepción ante la falta de avances y acceso a la información por parte de la Iglesia en los últimos cinco años. Afirmó que las escasas victorias obtenidas han sido resultado de las luchas directas contra órdenes religiosas y congregaciones, y no están relacionadas con la visita de Bertomeu.

Además, señaló la influencia de los "tentáculos de la iglesia" en las capas de poder en Chile, lo cual ha debilitado la capacidad del Estado para denunciar y demandar al Vaticano en busca de la entrega de información sobre abusos a menores cometidos por miembros religiosos.

Con relación a la visita de Bertomeu a Bolivia, Kramer sugiere que su presencia implica la operación de la justicia canónica del Vaticano. Cuestionó la falta de respuesta del Vaticano a las observaciones y recomendaciones de Naciones Unidas sobre violaciones a los derechos humanos en el sistema de justicia canónica.

La declaración de Kramer pone en tela de juicio la credibilidad de las acciones tomadas por el Vaticano con relación a los casos de abuso sexual perpetrados por miembros de la Iglesia, especialmente en lo que respecta a la entrega de información y la búsqueda de justicia.